cerrar

RIGOBERTO NURICUMBO AGUILAR

RIGOBERTO NURICUMBO AGUILAR

  • Dic 21, 2020
  • MCG Escolar

Rigoberto Nuricumbo Aguilar Chiapa de Corzo, Chiapas Mediante decreto de fecha 31 de diciembre de 1867, José Pantaleón Domínguez, gobernador de Chiapas en ese tiempo, dispone el traslado de los Supremos Poderes del Estado a la entonces Ciudad de Chiapa. Durante el periodo de residencia de dichos Poderes en la hoy Chiapa de Corzo (1867-1872), el Ejecutivo promovió cinco decretos para legar, en el colectivo chiapaneco, la importancia histórica de la batalla del 21 de octubre de 1863, suscitada durante la guerra de intervención francesa y en la que combatieron con bizarría los hijos de Acala, Comitán, Chiapa y Tuxtla.

En este contexto, con los decretos del 22 y 28 de febrero de 1868, se crean los municipios de La Independencia y de La Libertad, respectivamente. El 9 de noviembre de 1871, se resuelve agregar “de Zaragoza” a la denominación del municipio de Jitotol.

Estas 3 promulgaciones exaltan los nombres de los fuertes apostados por el Coronel Salvador Urbina durante la defensa de la plaza, y a los que llamó: Independencia, Libertad y Zaragoza. Ahora bien, el 23 de diciembre de 1869, se declara: “Día festivo para el Estado de Chiapas el 21 de octubre”; y el 30 diciembre de 1869, se concede “Al pueblo de Acala el título de Villa, en conmemoración del heroico comportamiento que tuvo durante la guerra de intervención extranjera, y de los interesantes servicios que prestó a la causa de la libertad y de la independencia de la república”.

En el presente año, 2019, estos dos últimos decretos cumplen 150 años de que fueron promulgados en la ciudad de Chiapa (1869-2019). La gloriosa batalla del 21 de octubre de 1863 es un componente de identidad entre Chiapas y México. Su valor cultural fomenta afinidades en lo individual, local y nacional.

Por lo tanto, a 150 años de que se declaró día festivo para Chiapas el 21 de octubre, es el momento para reivindicar la vigencia de este decreto, con el afán de dar vida a esta efeméride en el calendario escolar y cívico del Estado, motivando que la Secretaria de Educación divulgue los valores sociales de este hecho célebre en todos los niveles educativos de la entidad, ya que actualmente solo tiene presencia en la heroica ciudad de Chiapa de Corzo.

Y en razón de esta herencia colectiva cuyos atributos históricos son de trascendencia para Chiapas, debe prosperar la gestión para inscribir con letras doradas en el recinto legislativo del Congreso del Estado: “Gloriosa batalla del 21 de octubre de 1863”.

El 27 de enero pasado, en Mocorito, Sinaloa, se presentó la estrategia nacional de lectura, ahí, Paco Ignacio Taibo 2, director del Fondo de Cultura Económica, anunció la publicación de la colección de libros: “Viento del pueblo”. En esta serie de textos que promoverá el FCE debe estar un ejemplar de la batalla del 21 de octubre de 1863 como un baluarte de la revolución liberal, que dada su relevancia y notabilidad ideológica, ilustra una analogía histórica entre Chiapas y México por la defensa de la soberanía de la Patria y en la comunión de personajes como Benito Juárez y Ángel Albino Corzo, y que debe reunirse en una edición para hacerse saber e impulsar su divulgación en el estado y a nivel nacional, alzando el nacionalismo que hoy impera, y que se asienta en el activo de la Cuarta Transformación.

Solicite mayor información sobre RIGOBERTO NURICUMBO AGUILAR

Sus comentarios son muy importantes para nosotros, en breve lo contacteremos.